sábado, 25 de julio de 2009

The failure to know what isn't known (EBMH 2009)

A pesar de haber retratado el pseudoenfrentamiento intelectual entre Healy y Ghaemi como un combate de boxeo maniqueo (y nunca mejor dicho, siendo uno de ellos de origen persa) con un boxeador "bueno" y uno "malo" (Healy vs Ghaemi, respectivamente), cuanto más conozco la producción de Ghaemi, mejor me cae, más me gusta y más puedo admirar su integridad intelectual. Quizás no sea tan espectacular como Healy, pero desde dentro, o sea, desde el "establishment" psiquiátrico americano, está haciendo una labor considerable: Ghaemi aúna lo mejor del investigador empírico de corte anglosajón con el ejercicio del pensador conceptual sistemático y agudo, elevando el tono epistemológico del debate científico.

Esta vez llamo la atención hacia una editorial en la revista Evidence Based Mental Health en la que trata de tres cuestiones interesantes: la primera es la de la lamotrigina y la depresión en el trastorno bipolar; ésta le es útil para revisar el proceso de revisión por pares (peer review) y el modo en el que los editores de la revist JAMA, y otras, lo "torearon"; y por último, y quizás el tema más importante y que le da título a la editorial, el asunto de los ensayos aleatorizados a doble ciego de fármacos con resultados negativos que a la industria farmacéutica no le interesa publicar.

Y quizá sea el más importante porque el efecto sobre el uso de fármacos en la clínica es considerable, lo que le, y me retrotrae de nuevo, a la lamotrigina. Ghaemi muestra en esta tabla cómo hemos estado bajo el efecto de los dos estudios de Calabrese (en el Journal of Clinical Psychiatry y en Archives of General Psychiatry) a la hora de creernos lo de la lamotrigina y la depresión en el TB: la lamotrigina es útil por su efecto antidepresivo. La realidad es que éste no es el caso y, tal y como Ghaemi expresa en su artículo: " Teniendo en cuenta los estudios negativos, en estos momentos, uno podría decir que la lamotrigina es razonablemente efectiva en el tratamiento de mantenimiento del trastorno bipolar, particularmente en la prevención de la depresión. Se ha probado su inefectividad en la manía aguda, la ciclación rápida y en la depresión bipolar aguda".

En cuanto al proceso de revisión por pares y cómo afectó la publicación de un artículo en el que Ghaemi (de)mostraba el modo en el que las grandes compañías farmacéuticas evitaban publicar estudios negativos, les sugiero que no se pierdan la editorial y que hagan un esfuerzo en leerla.

NB: el número de Agosto de EBMH es tan impresionante que yo no me lo perdería. He seleccionado 6 artículos cuyos titulos me interesan; estoy seguro que es posible hallar artículos para todos los paladares.



Mientras tanto, la revista Nature (no less, no more) publicaba una noticia interesante acerca de los forcejeos entre psiquiatras del "establishment" EE.UU. por el control y la transparencia del futuro (¿e inminente?) DSM-V. No he podido acceder al comentario completo por lo que no sé exactamente qué es lo que se ha dicho. Le debo a Vaughan Bell y su extraordinario Mind Hacks esta noticia, que pueden encontrar aquí.

¡Nada más por ahora! Parafraseando a Jesús Villar en La Provincia de los domingos: buen dia y buen fin de semana.

En la imagen, la última portada de Nature - used under "fair use" principles.

2 comentarios:

Gustavo dijo...

Interesante (aunque sólo he podido leerlo en versión abreviada por otras vías) la revisión del EBMH sobre relajación vs lista de espera y tratamiento psicológico,etc. en depresión: que todavía aspiremos a encontrar un sustituto simplón que no necesite entrenamiento profesional para el abordaje no farmacológico de la depresión es ...¿deprimente? (un poco fast-food).
Un saludo.
P.D.: con el DSMV me pasa como con el Madrid en champions (en principio quiero que ganen, pero en el fondo me alegro cuando les chorrea el Liverpool).

Anónimo dijo...

En relación al AGREAL-VERALIPRIDA, deseo dejar constancia que creo que por los años 70 EE.UU lo autorizó pero enseguida, fué retirado por sus efectos adversos.
Canadá, no lo autorizó.
Lo mismo hicieron en el Reino Unido, tambien en los años 70, fué retirado por los mismos motivos que en EE.UU.
GRAVES E IRREVERSIBLES PROBLEMAS "PSIQUIATRICOS-NEUROLOGICOS".