viernes, 15 de mayo de 2009

What is hot in psychiatry?

Estaré fuera durante unos días por lo que he pensado que no les molestaría leer algunas noticias y algún artículo interesante (alternativamente, pueden sumergirse en la sabiduría local y aprender de Lacan et al ). 

Me voy a San Francisco, a la 162ª reunión de la American Psychiatric Association. Medscape-Psychiatry le dedica una reseña a lo que va a estar "Hot in Psychiatry" en los próximos días. Procuraré asistir a las reuniones acerca del DSM-V y a la reunión, el Martes día 19 de Mayo, sobre el Trastorno de Identidad de Género. En uno de los blogs acerca de las personas transgénero, Questioning Transphobia , se avisa de una manifestación el día 18 en contra de la perspectiva conservadora del TIG. Es interesante mencionar que en la reunión del 19 se hablará de si hay que excluir al TIG del DSM-V. En otras palabras ¿Es el TIC una enfermedad mental, como creen McHugh y, parcialmente, Blanchard? ¿O se espera un coup d'etat como el que dio Robert Spitzer, a finales de la década de los 70 del siglo pasado, eliminando la homosexualidad del sistema de clasificación (para una narrativa del propio Spitzer, nada menos, hagan clic aquí )? Sobre esto último habría que leer un artículo reciente en el que se comenta que el Royal College of Psychiatrists del Reino Unido se ha manifestado en contra de los tratamiento reparativos que pretenden devolver a una persona homosexual su heterosexualidad (¿?). 

El tema del TIG es controvertido y generará un debate interesante, por supuesto. Me recuerda que las personas transgénero proponen que - están convencidas de - la cuestión estriba en el desarrollo de la personalidad, haciendo una distinción clara entre género y sexo biológico. ¿Y si la moralidad humana estuviera sujeta a reglas neurobiológicas complejas? ¿Tendría entonces sentido hablar de TIG? Aunque no ofrece una respuesta a esta pregunta sensu strictu, el abordaje de Darcia Narvaez al asunto de la moralidad humana, parece atractivo y tiene retazos que me recuerdan a Damasio y a su El Error de Descartes. Pueden leer el artículo completo de Darcia Narvaez en PDF aquí

En la imaggen: Antonio Damasio.

La presencia de más de 20.000 psiquiatras locales y foráneos en la reunión de la APA es, por supuesto, una exhibición de poder. Decía Roy Porter que "La historia de la locura es la historia del poder". Con esta frase comienzan un urólogo inglés y ex-ministro de Asuntos Exteriores, Lord David Owen (que fue alumno de W. Sargant cuando estudiaba medicina en St. Thomas's) y un psiquiatra americano, Jonathan Davidson, su reflexión acerca del Síndrome del Orgullo (o la Arrogancia), nada menos que en uno de los últimos números de la revista Brain . Estudian a varios políticos, entre los que incluyen a la Sra. Thatcher, a Tony Blair y a "Dubya". El artículo no puede leerse completo, pero el blog de la British Psychological Association le dedica una entrada completa. Habría que ver hasta qué punto, no hay algo de hubris en el artículo de Lord Owen y de Davidson. 

¿Padece Tony de Hubris Syndrome? - ver el texto.

Y de la arrogancia de los políticos con poder, pasamos a la arrogancia de los políticos sudafricanos, quienes sostuvieron, como Duesberg , que el SIDA y el VIH eran quimeras. La revista Nature - en su número de ayer - permite el acceso a esta reseña del libro Denying AIDS (le debo a Ben Goldacre y a su Bad Science esta noticia). La historia es brutal. 

Hay pocas cosas más brutales que el suicidio. Philip Dawdy, autor del blog Furious Seasons , le dedica una entrada densa y llena de citas bibliográficas, al número de suicidios ocurridos durante el estudio STAR*D y que ha sido revelado en pocas o en ninguna ocasión. Las implicaciones del estudio se extienden al futuro y casi tienen un sabor a ciencia ficción. De acuerdo con Dawdy, a raíz del estudio, se registró una patente en la Oficina de Patentes de los EE.UU. de América, acerca de una prueba para detectar mediante un marcador genético a aquellas personas susceptibles a padecer de ideación suicida cuando utilizaran un ISRS (¡!). Y no sólo eso, cita el estudio en Archives of General Psychiatry de dónde salió la idea. ¿Teoría de la conspiración o realidad científica? Han de convencerse ustedes mismos.

Y como dijo Arnie: "I'll be back..." (el día 23 de Mayo).


1 comentario:

Lizardo dijo...

Apreciado Maestro, extrañaremos las actualizaciones de su bitácora durante el periplo americano. Buen viaje y quedamos en espera de las novedades a su vuelta.