lunes, 16 de febrero de 2009

Erasing bad memories... Is this ethical?


i have just encountered this paper, published in Nature Neuroscience, and I am really astonished. Me recuerda a la película con James Carey, Eternal sunshine of the spotless mind (no me sé el título en español).
Si un paciente les pidiera que eliminaran farmacológicamente el miedo que le produce la mera memoria de una situación estresante, ustedes ¿le darían medicación para ello? Piénsenlo bien antes de responder.

En cualquier caso esto es lo que han logrado hacer un grupo de investigadores del Departamento de psicología de la Universidad de Amsterdam - pueden leer el abstract aquí (se acaba de publicar en Nature Neuroscience el 15 de Febrero 09). Sorprendentemente si hacen clic en donde pone la opción PDF pueden acceder al artículo completo (o yo al menos lo hice). Si lo consiguen, traten de acceder a la referencia bibliográfica 18 en la que logran lo mismo pero en pacientes con Trastorno de Estrés Post-Traumático... ahí es ná...

Tengo a las PIRes abandonadas... y a Super-Hiurma también. Les adjunto el abstract de un artículo que procuraré conseguir acerca de como ser una psicóloga/historiadora. Lo publica el American Journal of Psychology correspondiente al primer cuarto del 2009 y me pareció interesante.

2 comentarios:

Gustavo dijo...

Curioso; me recordó una línea de investigación actual complementaria sobre uso de D-cicloserina (ni flowers, parece ser un antibiótico) en terapia de exposición (es decir, post-consolidación de la memoria) para ayudar a la extinción de las respuestas de miedo en fobia social, TEPT, etc. referencia aquí
http://www.nimh.nih.gov/science-news/2008/medication-enhanced-learning-in-therapy-hailed-as-paradigm-shift-for-anxiety.shtml

Curiosamente parece éticamente mejor posicionado; parece como si el reducir el miedo parece más perdonable (¿terapéutico?) que el impedir que se instale (¿manipulación?). Y sin embargo, no creo que haya mucha diferencia.

CCA dijo...

Te agradezco la referencia, que acabo de leer... al parecer se me pasó la editorial en el AJP de Marzo de 2008 que mencionan. Acudo raudo a conseguirla y, de nuevo, gracias.